¿Qué son los sueños?

Llegados a este punto, teníamos que hablar de una de las cosas que más tienen relación con dormir y descansar, si, nos referimos al mundo de los sueños.

Mientras dormimos ocurre algo que algunos se atreverían a calificar como mágico. En cuanto menos te lo esperas, todo deja de ser oscuro, se apaga el silencio y comenzamos a ver imágenes, en blanco y negro, puede que incluso a color, después estas se mueven, ¡están vivas! También sentimos sonidos, música o incluso conversaciones, para terminar viviendo en nuestra mente lo más parecido a una película e incluso una vivencia real, en efecto, acabamos de soñar.

Hombre soñando
Mientras soñamos, nuestro potencial es ilimitado

Pero, ¿qué es soñar? Seguramente cada persona a la que le preguntáramos eso, daría una respuesta bien diferente, algunos te dirían que soñar es recordar, otros que soñar es crear y dejar volar a la mente durante un corto periodo de tiempo, para que esta pueda ser libre.

Todas estas definiciones son correctas, subjetivas, pero no por ello erróneas. A continuación vamos a realizar un ejercicio difícil, vamos a intentar describir de la forma más objetiva posible que son los sueños.

¿Cómo son los sueños?

Según los expertos, los sueños son manifestaciones mentales de imágenes, sonidos, pensamientos y sensaciones que experimenta un individuo mientras duerme.

Aunque no lo parezca, los sueños son más reales de lo que imaginamos, o al menos, están relacionados con la realidad de cada persona. Los sueños son estímulos esencialmente anímicos que representan pensamientos o conductas que hemos tenido que reprimir durante la vigilia, pero que cuando dormimos se muestran libremente.

¿Nunca te ha pasado, conocer a un chico o una chica que te gusta, pero que aún no has dado el paso de pedirle una cita, y después resulta que mientras duermes sueñas con una idílica historia de amor con esa persona?

Esto es un ejemplo del poder de los sueños, tanto para darnos una dosis de algo que deseamos, como para servirnos de vía de escape por algo que en nuestro día a día nos preocupa o nos está generando estrés.

Hombre enamorado soñando

Por lo general, soñar es un proceso mental involuntario, en el que se produce una reordenación de la información almacenada en la memoria, normalmente relacionada con experiencias vividas por el individuo.

Los sueños pueden llegar a ser muy elaborados, creando auténticos entramados con personajes, escenarios y objetos (como si de una serie de televisión se tratara).

Los recuerdos del sueño que mantenemos al despertar pueden ser simples, esto implica que sean poco detallados, alguna imagen, idea o sonido, pero sin profundizar demasiado en el posible argumento o significado del sueño, o muy elaborados, permitiéndonos recordar prácticamente la totalidad del sueño e incluso poder llegar a relacionarlo con la realidad o entender su posible significado.

¿En qué fases del sueño soñamos?

Se ha comprobado que se puede soñar en cualquiera de las fases del sueño del individuo. Sin embargo, se recuerdan mas los sueños y estos son más elaborados en la famosa fase REM (Rapid Eye Movement), también conocida como MOR (Movimiento Ocular Rápido), que tiene lugar en el último tramo del ciclo del sueño.

Si quieres saber más sobre las distintas fases del sueño, puedes visitar nuestro capítulo: ¿Cuáles son las fases del sueño?

¿Soñar es cosa de humanos?

Te sorprenderá saber, que la “habilidad de soñar” no solamente pertenece a las personas, el ser vivo con el cerebro más desarrollado del planeta.

Estudios demuestran que los mamíferos son los animales con más facilidad para soñar, debido a que su ciclo de sueño es similar al del humano.

La capacidad de soñar viene muy ligada a la fase del sueño REM, aquellos animales que también pasan por esa fase, tienen mayor probabilidad de tener sueños.

¿Te ha gustado este artículo? Aquí tienes otros relacionados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *